¿Interna en la iglesia? ¿Por qué se fue Monseñor Zanchetta de Orán?

0
247

La renuncia de Monseñor Gustavo Zanchetta, quien manifestó en su carta de despedida que dejaba el Obispado por motivos de salud, comenzó a dejar secuelas muy importantes dentro de la Diócesis de la Nueva Orán.

 

El pasado viernes 4, el administrador apostólico Andrés Stanovnik en su primera homilía pidió “evitar la disgregación con lecturas e interpretaciones del pasado”. Ante el pedido de una entrevista con La Diez Orán, solicitó dialogar con la prensa recién en el inicio de las festividades de San Ramón.

 

Un artículo publicado por diario El Tribuno menciona que la relación con muchos de la sacerdotes era muy difícil. “Zanchetta era muy poco accesible, tenía una cuota de soberbia y disfrutaba del poder que le daba el cargo” menciona el matutino. “Con su personalidad tan rígida, alejó de sus parroquias a curas jóvenes, de gran carisma, como el padre Darío Billordo, David Pintos y Rubén Gutiérrez. Quizás por temor a que opacaran su autoridad, a ninguno le permitía hablar con libertad con la prensa, para contar la realidad que vivían las comunidades más olvidadas de Orán, San Martín y Rivadavia”, comentaron las fuentes parroquiales al matutino.

 

Además el articulo cuestiona el alejamiento del misionero José Auletta, quien dejó huellas imborrables y penas por su sentida ausencia en barrios carenciados y comunidades originarias del norte.

“El padre Auletta era una piedra en el zapato de muchos políticos que seguramente influenciaron su inexplicable traslado a Buenos Aires”, dijo una fuente cercana que pidió reserva de identidad.

 

El portal Caminos Religiosos sostuvo que “sus vínculos con miembros del poder político y económico” le permitieron “recibir asistencia y fondos” pero “algunos de los pedidos tenían poco que ver con actividades religiosas”. Allí sugieren que “Zanchetta fue obligado a renunciar por manejos inadecuados”. Infobae tituló: “Se lo apunta por desmanejos financieros”.

 

Luego de la designación de Zachetta como obispo de Orán, en 2013, la página Change.org publicó una petición pública pidiendo al Papa a revisar el nombramiento. En la misma línea el periodista Horacio Verbitsky escribió ese año en Pagina 12 “Escándalo en Quilmes (anterior destino del Obispo) por Gustavo Zanchetta, quien fue designado obispo de Orán. Para sus ex compañeros en la diócesis de Quilmes, se trata de un pastor con olor a lobo”.

 

La profunda crisis social de la zona que se puso de manifiesto en la crisis de los bagayeros, puso al Obispo como intermediario pero “quedó mal parado con la gestión porque no se cumplieron los puntos acordados”. Según sus colaboradores, Zanchetta cayó en una crisis depresiva

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here