Jefe de la Comisaría 20 irá a juicio por privación ilegítima de la libertad y vejaciones agravadas

0
403

El Comisario Inspector Eduardo Andrada, actual Jefe de la Comisaría nº 20 de Orán, enfrentará un juicio junto a otros dos efectivos por delitos que habría protagonizado durante su cargo anterior, cuando era jefe de la Comisaría Primera en la ciudad de Salta.

La causa fue elevada a juicio recientemente por la Fiscalía de Derechos Humanos de Salta, a cargo del fiscal, Gustavo Vilar Rey, quien solicitó al Juzgado de Garantías 2 que se remitiera al Tribunal de Juicio el requerimiento de juicio contra el Comisario Inspector, Eduardo Andrada; el oficial principal, Ariel Barboza y el cabo, Esteban Guaymás.

Los tres efectivos, deberán responder por los delitos de privación ilegítima de la libertad y vejaciones agravadas, en perjuicio de dos jóvenes de la Asociación de Derechos Humanos agredidos en la presentación del libro “Mentiras tus Muertos”.

Según el Código Penal, los delitos tienen penas de prisión que van de 2 a 6 años de cárcel.

 

El hecho

En su requerimiento, el fiscal hizo un detallado relato de los hechos sucedidos en el 24 de septiembre del año pasado, poco después de las 20.30, en un salón auditórium en el 7º piso del Hotel Presidente, ubicado sobre calle Belgrano.

En dicho lugar se realizaba la presentación del libro “Mentiras Tus Muertos”, del exmilitar José D’Angelo, cuya temática gira en torno a la desaparición de personas durante la última dictadura, exposición de la que participó una gran cantidad de público, entre ellos activistas de la Asociación de Derechos Humanos.

En un momento dado, y debido a los reclamos de un sector del público en contra del autor, se produjeron incidentes entre dos grupos que se hallaban en el salón, circunstancias en que personal policial de civil que se hallaba presente en el salón tomó intervención.

 

Gas pimiento y matafuego

En ese tumulto, según lo relatado por las víctimas, Juan Ameri y Fernando Antar y otros testigos, un policía arrojó gas pimienta de manera deliberada, mientras que otro policía tomó un matafuego y lo accionó en contra del público presente.

Ameri denunció haber sido el principal afectado por el accionar de dicho efectivo, en tanto que Antar sostuvo que cuando el otro oficial accionó el matafuego, se produjo un desbande y los concurrentes comenzaron a salir por una puerta que da a un salón contiguo, y de allí por las escaleras hacia la planta baja.

 

Cabezazo

Antar agregó que cuando intentó tomar ese camino, dos policías de civil lo tomaron de la campera y lo llevaron a un sector del salón contiguo, donde uno de los efectivos, sin mediar palabras, le asestó un fuerte cabezazo en la nariz, lo que le causó la fractura de la misma.

El joven afirmó que cuando fue agredido se hallaban presentes en el salón dos empleados del hotel y otros dos policías uniformados. Estos dos últimos tampoco intervinieron para que pudiera recibir asistencia médica por el golpe recibido.

Asimismo, indicó que posteriormente quiso retirarse del salón en busca de ayuda médica, pero los policías se lo impidieron. Señaló que para que los otros presentes no lo vieran desangrándose, lo ocultaron detrás de un biombo y estuvo retenido por más de una hora y media.

Posteriormente, apareció un comisario (Andrada), quien ordenó luego de unos minutos trasladarlo al Loby del hotel, donde esperó por otros 40 minutos a que llegará una ambulancia para ser trasladado al HOSPITAL SAN BERNARDO junto a su compañero Ameri.

 

Imágenes de las Cámaras de Seguridad

Al investigar lo sucedido, el fiscal citó a prestar declaración testimonial a varios testigos, entre ellos Blanca Lezcano, Ana Fernández y Ricardo Gallegos, quienes fueron conteste con la versión brindada por las víctimas, como así también se agregaron a la causa imágenes del circuito de cámaras de video existente en el hotel, cuya recopilación también complicó a los tres policías imputados.

De acuerdo a los reportes del médico Ricardo Alfaro, del hospital San Bernardo, la fiscalía pudo constatar que Antar sufrió la fractura del tabique nasal, en tanto, que Ameri resultó con irritación ocular y dermatitis a causa del gas pimienta con el que fue agredido.

Como resultado de estas diligencias, y otras pruebas producidas, la fiscalía identificó a los policías responsables de la agresión a los dos activistas de Derechos Humanos, contra quienes ahora se requirió juicio oral y público.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here