Juicio a Reynoso: “Tara,Carioca y Yeyo Gaona los intermediarios”

0
149
Ayer se cumplió una nueva jornada del juicio contra el ex juez Raúl Reynoso y Silvina de Cabeza, esposa del empresario carnicero Iván Cabeza, señaló que su abogado, Marcelo Arancibia, y hasta el fiscal Valencia le dijeron que la causa no tenía fundamentos, sin embargo las presentaciones legales no lograban obtener su liberación.

Mientras el tiempo pasaba y la desesperación aumentaba, dos conocidos de la familia Cabeza se presentaron para ofrecerse como intermediarios y recomendar el pago de una importante suma de dinero para lograr la excarcelación del imputado: eran José “Tara” Flores y Diego “Carioca” Aquino, quienes aseguraban que su contacto era con Arsenio Eladio Gaona, el abogado ex cuñado de Reynoso que también está imputado en la causa como miembro de la asociación ilícita.

“Flores nos dijo que lo mejor que podíamos hacer era arreglar cuanto antes porque se venía la feria judicial y Reynoso se iba a ir de viaje, esa noche decidimos pagar porque habíamos agotado todas las vías legales”, confesó y aclaró que juntaron $100.000 de los $600.000 que aceptaron abonar, luego de ofertas iniciales que rondaron los $3.000.000.

Sin haber intermediado en el acto mismo de la entrega del dinero e incluso creyendo probable que Aquino se haya quedado con ese dinero, dijo: “sabíamos que la plata iba a Reynoso e Iván fue liberado al día siguiente mediante una excarcelación de oficio” y consultada sobre cómo sabía que la plata era pedida por el ex juez, respondió: “si tiene cuatro patas, mueve la cola y ladra… es un perro”.

Quien se encargó de entregarle el dinero a la madre de Aquino fue Viviana Elizabeth Cabeza, hermana de Iván, quien en su relato compartió los mismos sentimientos que su cuñada. La mujer dijo que, junto a un empleado de la carnicería, llevaron el dinero a una casa de un barrio humilde de Orán cercano al AeroClub local, donde vivía la madre de Aquino.

“Fui varias veces al Juzgado y dos veces quise hablar con Reynoso pero no me atendió, después cuando liberaron a Meneses, fui a verlo y me dijo que había pagado $500.000 a Esper para salir”, afirmó la mujer.

Ambas mujeres recordaron con dolor lo vivido durante los allanamientos en las carnicerías, en sus hogares y en el domicilio de la madre de Cabeza. “Si en los allanamientos buscaban drogas, fueron inútiles, no llevaron perros ni abrieron cajas que tenía embaladas, fue todo una fantochada”, remarcó la esposa del empresario al contar que solo se llevaron documentación, dinero de la recaudación y los pocos ahorros de sus hijos, mientras apuntó que detrás de la causa estaba la AFIP por pedido de su titular en Salta, Resnik Brener.

Bruno Mazzone también declaro este lunes y mostró su enojo por los 59 días que estuvo preso en una causa en la Reynoso lo imputó junto a Iván Cabeza y Pablo Meneses por asociación ilícita dedicada al lavado de activos provenientes del narcotráfico, evasión fiscal, tráfico de inmigrantes y de divisas.
“Mis abogados apelaban y me decían que la causa no tenía ninguna prueba pero yo no salía, hasta que Meneses me dijo que era imposible salir sin pagar”, enfatizó Mazzone cuando relataba el contexto que lo llevó a aceptar pagar $500.000 pese a negar enfáticamente su responsabilidad en los hechos que se le imputaron. Contó que Meneses le ofreció hablar con su abogada, la imputada María Elena Esper, para lograr el mismo trato que él había alcanzado y por el cual fue excarcelado y que lo aceptó al entender que había agotado los caminos legales.

Foto: La Gaceta Salta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here