La adopción de dos hermanitos fue el primer expediente del nuevo Juzgado de personas y familias de Orán

0
46
La jueza de primera instancia en Personas y Familia 2 de Orán, Ana María Carriquiry otorgó la adopción plena de dos menores a un matrimonio de Hipólito Yrigoyen. La causa fue el primer expediente ingresado cuando comenzó a funcionar el juzgado, el 8 de agosto pasado y la sentencia corresponde ala causa número 100 resuelta por la magistrada.

Los menores son hermanos: un niño de tres años y una niña de un año y 11 meses; ambos nacidos en de la ciudad de Salta. El caso contaba con sentencia de guarda con fines de adopción de los niños N.B y M.L.F. otorgada al matrimonio por el Juzgado de Personas y Familia de Quinta Nominación del Distrito Judicial del Centro.

La magistrada entendió que se cumplió el período de guarda y que correspondía iniciar el proceso de adopción, teniendo en cuenta los informes psicológicos de la pareja que señalaron que “no registran indicadores que imposibiliten que puedan acceder a la adopción de los niños; destacándose los valores altruistas y el deseo de compartir sus vidas y la de su hijo, con más miembros. Que ambos han sido incorporados como figuras paternas en los niños, velando alternativamente por la seguridad integral de los mismos”. En tanto, el informe social del Servicio del Poder Judicial dijo que: “la familia ha logrado una sólida integración familiar, la existencia de un equilibrio, expresando que las partes han logrado crear un vínculo con los menores, y que son queridos y protegidos en una atmósfera cordial de amor”.

Durante la audiencia que tuvo la jueza Carriquiry con las partes; el menor de 11 años, hijo del matrimonio adoptante, expresó su conformidad y sobre sus progenitores y los niños, dijo que “está contento de ampliar su familia con nuevos hermanos”. En tanto, la asesora de Incapaces 1, Gladys Reynoso y la fiscal civil, Marcela de los Ángeles Fernández manifestaron estar de acuerdo con la acción, por la compulsa, y dijeron que el proceso está garantizado.

En su resolución, la magistrada impuso a los adoptantes la obligación de hacer conocer a los niños su realidad biológica, y ordenó que se comunique a la Secretaria Tutelar de la Corte de Justicia que se otorgó la adopción de los menores, en cumplimiento a lo dispuesto por el Reglamento del Registro Central de Adopciones. La decisión también deberá notificarse al Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here