Violencia de Género: “La prevención es lo que está fallando”

0
117

Hoy una mujer joven, fue agredida con arma blanca por su ex pareja. El hombre, además de lesionarla en las manos, brazos y cuello, frente a su hija, las dejó encerradas, tomó su teléfono celular y se dio a la fuga.

Ayer se conocía que un sargento de la Policía chocó intencionalmente a su pareja, embarazada de seis meses cuando ella se dirigía a prestar servicios en el destacamento Balut.

También, el Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, informó que 230 mujeres fueron asesinadas entre el 1° de enero y el 31 de octubre de 2016.

En este marco, “La Diez” dialogó con la Dra. Andrea Alberto, parte del Equipo Técnico del Refugio para Mujeres Victimas de Violencia de Género y Trata que funciona en nuestra ciudad.

La institución interactúa con los Tribunales y Organismos del Poder Judicial que se ocupan de derivar los casos. Las autoridades definen la admisión de las personas en última instancia, es decir que cuando una persona es víctima de violencia, lo que las autoridades deben procurar es la colocación de esa persona dentro de su propio núcleo familiar y cuando no existiere esa posibilidad, como última instancia es la institucionaliza” explicó.

La Doctora aclaró además que casi siempre es el agresor quien es excluido del hogar para que los menores de la familia no alteren su entorno.

Con una visión crítica de la realidad, Alberto dijo que “La parte de prevención es la que está fallando en la sociedad. Es necesario capacitar a los niños en las escuelas, en organizaciones intermedias, sobre los modos y situaciones que se consideran violentas”.

 

 

 

El Refugio para mujeres víctimas de violencia y trata en Orán se anunció luego que se declare la Emergencia Provincial. Este Hogar forma parte de las baterías de acciones que se pusieron en marcha en el marco del “Plan Unidos por una Salta Libre de Violencia”.

Recordemos que en el año 2.015 el Gobierno y la Diócesis de la Nueva Orán, firmaron un convenio de mutua colaboración en el que el Obispado se comprometió a administrar, dirigir y llevar adelante el refugio con un grupo de profesionales y de colaboradores con los que se conformo un equipo de voluntariado.

Este refugio cuenta con 9 operarias, 5 profesionales (Psicólogas, psicopedagoga, asistente social y abogada), una coordinadora y una directora. Además se trabaja conjuntamente a la Pastoral Social, quien ayuda a la difusión del trabajo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here